REVIEW – The Roomhunter: La ladrona de arte (by Escayonkis)

Review extraída del blog de Escayonkis

¡Buenas escayonkis!

Volvemos a la carga con una nueva review, de una sala a la que le guardo un especial cariño. Por un lado, porque era la segunda que hacíamos, en las navidades de 2015-2016, y la primera a la que íbamos sabiendo realmente de qué iba esto de las salas de escape. Por otro lado, porque es uno de los clásicos de Bilbao, y de hecho creo que fue la segunda sala que llegó a la villa. Y en tercer lugar, ¡porque fue nuestra primera misión resuelta con éxito! Por cierto, de momento un éxito que se ha repetido siempre que hemos jugado los escayonkis al completo. Además, añadir que aquí nos acompañaban dos grandes expertos en este mundo, y también grandes apasionados, que de momento y si no les parece mal, vamos a bautizar como Señora E y Señor I.

HISTORIA (6,5)

El argumento de este juego es bien sencillo. Somos unos ladrones de arte, interesados en una de las joyas del museo de Bellas Artes de Bilbao, y una ladrona se nos ha adelantado. Nuestra misión es entrar en el apartamento de esta ladrona, y encontrar esta obra de arte…antes de que ella vuelva a casa en 60 minutos, claro está.

Argumento sencillo pero entretenido, y que te mantendrá en tensión durante todo el tiempo que estés dentro de esa casa.

AMBIENTACIÓN (5,5)

Quizás en ambientación cojee un poco esta sala. Pero como decía al principio, es una de las pioneras en la ciudad. Quizás esto que voy a decir sea criticable, pero yo entiendo que este hecho hay que tenerlo en cuenta. Evidentemente, esta ambientación en una escape room de 2017, no llegaría al 5’5, pero es evidente que tuvo un mérito tremendo lanzarse a abrir un juego de escape, en una ciudad que por aquel entonces no tenía demasiada idea de lo que era esto.

PRUEBAS (6)

Digo lo mismo que con la ambientación. Es posible que quien juegue esta sala a día de hoy, después de haber jugado 15 o 20 salas más, considere que las pruebas no son especialmente originales, pero os puedo asegurar que por aquel entonces, muchas nos parecieron especiales, y nos mantuvieron entretenidos un buen rato, porque además es una sala en la que tendremos bastante tarea por hacer. Y de observar bastante también…

GAME MASTER Y SENSACIONES GENERALES (7,5)

Del game master sólo puedo decir que era un tío muy agradable, y como digo siempre, se veía que le gustaba este mundo, por lo que pudimos comentar con él varias curiosidades bastante divertidas. Además, Álvaro (si mal no recuerdo su nombre), nos avisó que quizás no íbamos a disfrutar al 100% de la sala entrando los 6, y nos recomendó dividir el grupo en dos, haciendo dos grupos de tres personas. No obstante, siendo de Bilbao, y por ende, con la cabeza bien dura, insistimos en jugar los seis…y aquí es donde baja un poco la nota media de sensaciones generales. Al ser tanta gente, en un juego no preparado para tantos (personalmente creo que los equipos ideales para un juego son 4 personas, después de probar jugando en equipos de 3, 4 y 6 personas), lo que ocurrió fue que muchas veces nos atorábamos, todos queríamos hacer una misma cosa, había momentos de parón, y todo esto unido provoca que no disfrutes del juego como cuando se juega en grupos de 4, y existan momentos de cierta desconexión. Álvaro, si lee esto, pensará que por qué narices le bajo la nota media en esta valoración, si él ya nos avisó de esto. Pero al final en este humilde blog, no sólo queremos hacer una valoración del escape, si no también mostrar las sensaciones que tuvimos en cada uno de ellos. Por ello, si en este apartado únicamente valorase las sensaciones generales, posiblemente sería una nota inferior al 7’5, pero la labor del game master hace que la nota llegue a esa cifra. Nunca dio más pistas de las necesarias, nos dejó jugar a un buen ritmo, e intervino únicamente cuando fue justo y necesario (que por cierto, fue muy poco necesario).

VALORACIÓN FINAL: 6,40

Pues como llevo diciendo toda la review, no os quedéis únicamente con la nota. Puede ser una sala en la que disfrutéis mucho. Si no tenéis muchos juegos a vuestras espaldas, esta es una buena alternativa para probar y que os pique el gusanillo. Y si lleváis muchos juegos hechos, tampoco dejéis de probarla. Ved la sala como un clásico. Llevándolo a un símil cinematográfico, quizás “Doce Hombres Sin Piedad” no tenga los efectos especiales, ni la fotografía, ni la banda sonora de “Blade Runner”, pero para mí, ambas películas son obras maestras de su tiempo, y no os deberíais perder ninguna de las dos.

¡Un abrazo escayonkis!